La Unidad de Integridad de Atletismo (AIU) confirma que la velocista Nigeriana clasificada a los 100 metros llanos, Blessing Okagbare, dio un resultado analítico adverso (positivo) para «hormona de crecimiento» en un control previo al inicio de su cita en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020; sustancia prohibida especificada en la Lista de Prohibiciones 2021 de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA-AMA)

Con el compromiso de mantener un Deporte Limpio, y de acuerdo a la normativa de World Athletics, Okagbare es expulsada y se convierte en el primer caso de Dopaje durante los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020. El país africano forma parte de los países considerados de “alto riesgo” por la AIU, siendo un duro golpe para el Atletismo de Nigeria cuando 10 de sus 23 atletas seleccionados fueron vetados a participar en los Juegos por no cumplir con los estándares de la norma antidopaje. “El sistema deportivo de Nigeria es totalmente defectuoso y nosotros, los atletas, somos siempre las víctimas colaterales”, expresó Okagbare luego de conocer la novedad de que varios de sus compatriotas fueron dados de baja de la competición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *